EnfermeríaEspecialidadesFormaciónÚltimas noticiasparticularidades de la enfermería geriátrica

El incremento de la esperanza de vida ofrece una nueva perspectiva de la tercera edad. No en vano, el periodo posterior a la jubilación define un horizonte en el que muchos mayores cumplen nuevas metas. Es aquí donde -en muchas ocasiones-, entra en escena el papel del profesional en enfermería geriátrica.

Factores clave en el perfil del profesional en enfermería geriátrica

El cuidado de la salud es esencial, no solo desde el punto de vista individual, sino también social. Pues bien, el envejecimiento poblacional es una realidad que plantea nuevos retos. Y también crea puestos de trabajo. Por eso conviene poner en valor la importancia de la enfermería geriátrica. De esta manera, el enfermero geriatra es aquel profesional que cuida de la salud de quienes se encuentran en esta etapa vital. ¿En qué contribuye el papel y la función profesional del geriatra?

Favorecer la calidad de vida de las personas mayores

La atención a la salud de cada persona mayor está acompañada, a su vez, por sus circunstancias. Por ejemplo, hay personas mayores que disfrutan de su vida en su hogar. En esa situación, es importante potenciar la calidad de vida y la autonomía del mayor.

En otros casos, la persona vive en compañía de un familiar. Así, el enfermero geriátrico ofrece información de apoyo a dicho familiar. El anciano también puede encontrarse en un hospital o en una residencia.

Puede ocurrir que el entorno cercano tenga dudas sobre cómo cuidar a su ser querido. Algunos mayores cuentan con una amplia red de apoyo. Otros, por el contrario, tienen pocos vínculos.

El objetivo esencial es potenciar la promoción de la salud

Las circunstancias externas no son secundarias. Conviene atender cada situación para acompañar a cada persona en esta etapa. El objetivo esencial es potenciar la promoción de la salud. Y, de la misma manera, identificar factores de riesgo y posibles situaciones de vulnerabilidad. Por ello, el enfermero geriátrico no solo ofrece una atención personalizada al paciente, sino que además acompaña a la familia.

El cuidado de la salud en la tercera edad influye de forma positiva en el bienestar y la felicidad. Para potenciar dicho bienestar, es importante atender las necesidades de cada protagonista. Y es una atención que requiere la intervención de profesionales especializados en el cuidado de personas mayores. Un perfil que a dia de hoy ha visto incrementada su demanda entre quienes aspiran a acceder a una plaza de especialista en formación en el Sistema Nacional de Salud a través del examen EIR.

Ejercitar la memoria y las habilidades sociales

Dos personas con la misma edad pueden experimentar una realidad totalmente diferente. Sin embargo, el paso del tiempo es una cuestión inevitable. Y este paso de los años forma parte de la propia historia personal. La edad puede influir en el grado de autonomía que tiene el protagonista.

También es muy importante prevenir el envejecimiento cerebral. Es importante que las personas mayores disfruten de una rutina feliz y una vida activa que conduzca a objetivos realistas. Pero el concepto de la salud de una persona mayor es holístico. Es decir, no solo se trata de cuidar su bienestar corporal, sino también su bienestar psicológico y emocional.

La persona mayor forma parte de la sociedad. Sin embargo, en ocasiones experimenta el efecto de la soledad. La edad trae el recuerdo de las experiencias vividas. Y esta historia previa no solo está acompañada por alegrías, sino también por despedidas. Es importante que las personas mayores cuenten con espacios de relación social.

Esta interacción hace posible el encuentro, la ilusión, la comunicación y el reconocimiento. Aspectos que, a su vez, fortalecen la autoestima de quien siente los efectos positivos de la compañía. Existen distintos pasatiempos con los que el mayor ejercita su memoria. Por ejemplo, la escritura de un diario que plasma por escrito las vivencias recientes. El mayor también puede aprender nuevos objetivos. Por ejemplo, muchos mayores utilizan el teléfono móvil en su comunicación con sus familiares.

Respeto a la dignidad de cada paciente

Los profesionales que trabajan en el ámbito de la enfermería geriátrica ofrecen una atención personalizada. La inteligencia emocional es esencial en el ejercicio de esta profesión. Por ejemplo, el profesional tiene empatía con el paciente al comunicarle una información sobre su salud.

Otro profesional especializado en el cuidado de la salud de las personas mayores es el geriatra. La geriatría se contextualiza en el ámbito de la medicina. El conocimiento especializado del proceso de envejecimiento ayuda a superar estereotipos en torno al mismo. Por ejemplo, es importante no tratar como si fuese un niño a una persona mayor. El mayor es protagonista de su vida y también del cuidado de su salud. Algo que tiene en cuenta la enfermería geriátrica, que pone en valor la dignidad de cada ser humano.

Conocer el proceso de envejecimiento a través de la investigación

La labor de los profesionales que trabajan en la enfermería geriátrica tiene una importante función asistencial. Una función asistencial centrada en el cuidado de la salud. Pero, a su vez, su labor también puede potenciar la difusión del conocimiento mediante la investigación. Existen proyectos especializados en los que intervienen expertos en salud. Esta investigación ofrece una mayor comprensión de los factores que intervienen en el proceso de envejecimiento psicológico. Y, también, de la realidad del mayor en la sociedad actual. Por tanto, la enfermería geriátrica y la geriatría son fundamentales en nuestro tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

dieciseis − 14 =

Publicar comentario