EnfermeríaEspecialidadesla especialidad de enfermería neonatal es toda una vocación

La enfermería neonatal es uno de los puestos y tareas de la especialidad en enfermería pediátrica. Aunque en el primer instante los cuidados para neonatos en muchos casos son tarea propia de la matrona. Muchas voces piden que los cuidados a neonatos sean considerados una subespecialidad por las diferencias entre atender a estos y a niños de 8 o 15 años.

Qué es la enfermería neonatal y en qué consiste

Tradicionalmente se ha considerado enfermería neonatal a los cuidados de enfermería que se proporcionan a los bebés desde su nacimiento y durante los primeros 28 días de vida. Sin embargo, actualmente esta incluye también los cuidados en UCI neonatal de bebés nacidos prematuros. Independientemente de su edad y mientras permanezcan en esta unidad.

En este último caso este tipo de unidades se están incrementando en todas las comunidades dado que, gracias a una atención especializada y los avances de la medicina, cada vez un porcentaje más elevado de bebés nacidos prematuros viven y tienen una más elevada tasa de supervivencia. Por ello, la necesidad de cubrir plazas de profesionales en enfermería neonatal es creciente desde hace unos años.

Las tareas que desempeñan los profesionales de enfermería neonatal incluyen los cuidados, pruebas y valoración para los diagnósticos de enfermería en neonatal. La valoración neonatal de enfermería comienza con el nacimiento del bebé.

Principales tareas de las enfermeras en unidades de neonatología

  • Cuidados para neonatales: estos incluyen tareas como el control de cordón umbilical, la adecuada identificación del recién nacido y el correcto manejo del neonato para la atención en enfermería que precise.
  • Evaluación neonatal de enfermería: detectan posibles alteraciones o problemas del comportamiento. Se encargan de controlar el estado fisiológico.
  • Pruebas diagnósticas: entre ellas las obligatorias pruebas de diagnóstico de enfermería en neonatal. Estas son la prueba del talón y las otoemosiones acústicas.
  • Tareas de cuidados en UCI neonatal y de atención enfermería en este ámbito: incluye, entre otras, la higiene de neonatos, la realización de pruebas diagnósticas, el mantenimiento de catéteres y la atención al confort del neonato.

¿Cómo trabajar como profesional en el área de enfermería neonatal?

Formación

Actualmente necesitas graduarte en enfermería para poder trabajar en este ámbito. Posteriormente es necesario iniciar la especialización en enfermería pediátrica. A su vez, superar la convocatoria EIR te permitirá acceder a trabajar como enfermera residente en un hospital  y puedes hacerlo en la unidad de neonatos.

Posteriormente -y para obtener una plaza de enfermera-, deberás superar una OPE en una de las convocatorias realizadas por las comunidades autónomas. Dentro de la enfermería pediátrica existe la posibilidad de trabajar en el área de neonatos. Y es posible que en pocos años se considere una subespecialidad oficialmente.

Pasos en tu carrera profesional en enfermería en el ámbito de la neonatología

  • Proceso de formación. Para ejercer la enfermería neonatal es indispensable tener al menos el grado en enfermería. Este es el primer paso imprescindible.
  • Dentro de las ramas de especialización en enfermería elegir la especialidad en enfermería pediátrica. Prepararte para las pruebas selectivas es clave para obtener una formación práctica en el entorno hospitalario.
  • Preparar y superar las oposiciones para obtener una plaza profesional que te permita ejercer en este ámbito. Disponer de una plaza fija en la sanidad pública es una meta alcanzable. Pero requiere esfuerzo, tesón y organización. Contar con la ayuda de preparadores expertos es clave para el éxito.
  • Vocación por los cuidados y la enfermería con inclinación por la atención y cuidados para neonatos y prematuros. El interés por esta profesión es algo innato pero también se va desarrollando gracias al conocimiento y la experiencia adquiridas durante la formación, la preparación de exámenes y el trabajo en unidades de cuidados a neonatos.

La importancia de la preparación EIR y OPE para trabajar en enfermería neonatal

Terminados los estudios de grado necesitas experiencia práctica como residente en un hospital en la especialidad de tu interés. Como indicábamos anteriormente, superar el examen EIR es necesario para obtenerla en el ámbito de la sanidad pública y para facilitarte optar posteriormente a una plaza fija superando un examen OPE.

La preparación tanto del EIR como de una OPE es lo que te permitirá superar con éxito el examen, aprovechando tu tiempo y optimizando al máximo tu esfuerzo para lograr tus metas. El proceso de preparación, si consideras llevarlo a cabo en solitario, puede resultar un trabajo arduo y muy complicado que puede llevarte mucho tiempo y varias convocatorias.

Cada vez es más recomendable prepararte con especialistas en la formación para el EIR y OPE de enfermería, con la idea de aprovechar la experiencia, el conocimiento y el asesoramiento prestado en cuanto a planificación de estudio. En este sentido, IFSES como centro formativo -entre otros muchos recursos-, ofrece a sus alumnos:

  • Una metodología específica.
  • Un temario adaptado, estructurado y completo.
  • Profesionales con los que resolver dudas y mejorar tu preparación.

Todo ello incrementa exponencialmente tus posibilidades de éxito. En definitiva, trabajar en enfermería neonatal es una profesión vocacional. A su vez, proporciona a nivel personal, emocional y profesional muchas satisfacciones. El esfuerzo personal y la formación es esencial para poder disponer de una plaza fija en este ámbito.

¡Haz clic para valorar el contenido!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario