Formacióncómo afrontar la preparación de oposiciones enfermería

Para trabajar de enfermero o enfermera en la sanidad pública es necesario obtener una plaza mediante las oposiciones de enfermería. Antes de ello, es necesario estar graduado o diplomado en enfermería. Un máster o posgrado puede darnos más puntos, pero no es indispensable para presentarnos. De todas formas, hay que ser conscientes de que la preparación de oposiciones enfermería requiere una planificación de estudios muy esquemática y constante. Una exigencia extra que se gestiona de manera más positiva bajo la supervisión, asesoramiento y control de un centro de preparación especializado en oposiciones de enfermería.

La duración de estos estudios dependerán de la especialización de enfermería y el tiempo que cueste superarlos. Llevando los estudios al día, se tarda cuatro años en superar el grado y dos o tres el máster de posgrado.

Consejos para la preparación de oposiciones enfermería

Como para cualquier examen, es necesario estudiar. Y, en este caso, el temario es muy extenso, más que el de los exámenes de la carrera. Por ello, es recomendable servirse de las mejores técnicas de estudio y prepararlo a medio o largo plazo. Superar las oposiciones implica constancia y motivación.

Es posible que la convocatoria esté próxima y no nos dé tiempo a estudiar bien todo el temario. No pasa nada, podemos presentarnos a la próxima convocatoria y contar con más tiempo para la preparación de oposiciones.

¿El temario cambia de un año a otro?

El temario sí cambia de un año a otro. Por eso es muy importante contar siempre con el temario actualizado. Los cambios no suelen ser sustanciales, así que todavía puede servir lo aprendido anteriormente. Así que es muy importante tener en cuenta que hay que tener el temario vigente y no el de la última convocatoria. Estos cambios se deben a que cada año aparecen nuevas leyes y decretos en el ámbito general y también innovaciones en el sanitario.

Recurrir a academias de oposiciones de enfermería

Mientras estudiamos, surgen dudas y es necesario tener un feedback que nos asegure que estamos asimilando los conceptos de la forma correcta. Además, puede ser necesario contar con cursos de preparación OPE streaming o cursos de preparación OPE a distancia para aprender eficazmente todos los conceptos.

Por eso, es recomendable que tengamos un preparador de oposiciones de enfermería. Además, será de gran ayuda para realizar ejercicios del caso práctico. Estos muchas veces son difíciles de autoevaluar porque no contamos con una hoja de soluciones claras, como ocurre con la parte del examen tipo test.

También resulta útil acudir a un preparador o academia de oposiciones de enfermería porque cuentan con personal preparado. Al tener experiencia en convocatorias pasadas, pueden ayudar mucho a reforzar las partes del temario que importan. Además, ellos saben mejor que nadie cuáles son las preguntas más probables del examen y qué es lo que el tribunal valorará más para asignar una alta calificación en los resultados. No es de extrañar que las personas con las mejores notas en los exámenes de oposiciones de enfermería se han preparado en academias.

Al día con todas las oposiciones de enfermería

Por último, mientras se preparan las oposiciones, es necesario estar siempre actualizado, tanto en cuanto al temario como las convocatorias de oposiciones que aparecen en las distintas comunidades autónomas. La mejor forma de informarnos es recurrir a fuentes actualizadas como el BOE o el Diario del Enfermero.

En IFSES podemos contar con todas estas herramientas para preparar con éxito las oposiciones de enfermería. Así, es posible lograr una plaza, gracias al equipo de tutores y profesores con experiencia y conocimientos sobre las convocatorias anteriores.

¿Quiénes pueden presentarse a las OPE de enfermería?

Cada año, las comunidades autónomas ofertan una gran cantidad de plazas a las que no solamente podemos acceder por medio de un grado y máster. También podemos presentarnos a estas pruebas si tenemos alguno de los siguientes perfiles:

  • Diplomados Universitarios en Enfermería (DUE)

  • Ayudantes Técnicos Sanitarios (ATS)

Independientemente de la comunidad autónoma donde se realicen las oposiciones, deberemos cumplir también estos requisitos:

  • Tener nacionalidad española.

  • Ser mayor de 16 o 18 años, según el servicio sanitario para el que opositemos.

  • Tener la capacidad funcional necesaria para el desempeño de las funciones que se deriven del correspondiente nombramiento.

En qué consisten las pruebas de oposiciones de enfermería

El contenido exacto de la prueba está determinado por cada tribunal y para cada convocatoria. Las oposiciones suelen consistir en dos ejercicios:

  • Primer ejercicio teórico, escrito y eliminatorio. Este trata de un cuestionario de 100 a 150 preguntas tipo test sobre materias del programa y con 4 posibles respuestas y solo una correcta. A menudo las respuestas correctas puntúan positivamente. Por su parte, las no contestadas no se valoran y las contestadas erróneamente suponen una valoración negativa.

  • Segundo ejercicio práctico, escrito y eliminatorio. Aquí existen muchas posibilidades, pero los aspirantes pueden prepararse mediante los casos prácticos. No se realiza en todas las comunidades autónomas.

Salidas laborales de enfermería

Una vez que superamos las oposiciones, podremos trabajar en las distintas ramas de enfermería: enfermería obstétrico-ginecológica (matrona), enfermería del trabajo, enfermería geriátrica, enfermería pediátrica, enfermería de salud mental, enfermería familiar y comunitaria y enfermería de cuidados médico-quirúrgicos.

Existen también otras posiciones, como la enfermería militar o la enfermería penitenciaria. Además, dentro de cada rama, puede haber distintas especialidades más, como cuidados intensivos, oncológicos, etc.

¡Haz clic para valorar el contenido!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario